El valor de la confianza

  Hace unos días, me descubrí realizando una recomendación/feedback  a una persona, en la que pude verbalizar algo que considero tiene mucho valor hoy en día, que lo damos por supuesto, pero al final es lo que nos convence: EL VALOR DE LA CONFIANZA.

Es decir señores…“confiamos en las personas y trabajamos con los profesionales”

En este contexto empresarial cambiante, rápido, múltiple, diverso y dinámico, necesitamos aferrarnos no siempre a lo mejor…siempre a aquello en lo que confío. Con lo que la conclusión es: ¿Soy y se me percibe como alguien en el que se puede confiar?

Podemos a lo largo de nuestras múltiples interacciones diarias: personal, social, laboral, etc. tener mayor o menor afinidad con unas u otras personas. Observando detenidamente a grupos de personas conversando en un contexto laboral, he podido detectar rápidamente quien está oyendo lo que dice uno u otro, quien escucha intentando entender pero pierde rápidamente la atención e interés, y quien está generando confianza y quién está sintiéndose confiado en la otra persona.

Creo que todos podríamos definir de muchas formas el término confianza, y la mayoría serían correctas… pero ¿nos hemos propuesto intencionadamente desarrollar nuestro TALENTO EN EL VALOR DE LA CONFIANZA?

Con nuestro cliente interno y externo:

- ¿conozco mis mejores habilidades y las pongo en marcha?

- ¿conozco las habilidades que hacen que la gente confíe en mi?

- ¿me preocupo de que además de transmitir el valor de mis productos/empresa/proyecto…confíen en mi?

- ¿compruebo en qué necesita confiar el otro?

-  ¿adapto esas habilidades  a la/s persona/s que tengo delante?

- ¿cumplo con esa confianza que depositan en mi?

- ¿recibo feedback positivo sobre mi capacidad de generar confianza?

Si las respuestas a cada una de estas preguntas es Si, ¡enhorabuena!.  Ahora puedes desplegar toda tu profesionalidad y satisfacer a tu cliente interno o externo y generar una fructífera relación de MAPAN (mejor alternativa para un acuerdo negociado)

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es NO, ¡ánimo!, ¿qué parte necesitas mejorar? Como recomendación general podemos entrenarnos en todas las habilidades de comunicación, habilidades sociales, lenguaje no verbal, etc… que facilitan la interacción con el otro.
Ahora bien, para mi la clave sería empezar por:

¿Honestamente …en qué crees, qué actitud quieres mostrar al otro, en qué quieres implicarte con el otro, qué quieres dar al otro?

Y en definitiva cuando una de nuestras prioridades es el otro…¡es cuando empieza a percibirse la confianza!

Artículos relacionados: confianza

About these ads